0

  

Chihuahua, Chih.- En una entidad en la que se conjugan tanto la obesidad como la desnutrición, la diputada del Partido Acción Nacional Rocío Sarmiento propuso este jueves reformar la Constitución Política del Estado de Chihuahua, así como la Ley de Desarrollo Rural Integral Sustentable del Estado, a fin de establecer y garantizar el derecho a la alimentación.

Mientras que en 2018 la Secretaría de Salud federal ubicaba a Chihuahua en el primer lugar mundial en obesidad y sobrepeso infantil, juvenil y adulto por el consumo de comida chatarra, en 2019 lo ubicó también como un estado con altas cifras de desnutrición infantil, mayormente en la Sierra Tarahumara donde a veces no tienen que comer, y es que en ese año en Chihuahua se registraron alrededor de cuatro mil casos de desnutrición, según el registro de la Dirección de Epidemiología.

Además de detallar los ordenamientos internacionales que establecen el derecho a la alimentación, la legisladora dijo que en México, a partir de la reforma constitucional de los derechos humanos de 2011, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, dispone en su artículo 4°, el derecho humano de acceso a una alimentación nutritiva, suficiente y de calidad; y establece que ese acceso, debe ser garantizado por el Estado; pero “la reforma legislativa para incluirla en nuestra Constitución local es una tarea pendiente”.

En algunos estados ya se contemplan en sus legislaciones, como en Aguascalientes, Baja California Sur, Colima, Ciudad de México, Durango, Guerrero, Hidalgo, Morelos, Nuevo León, San Luis Potosí, Sinaloa y  Zacatecas, que son pioneros en adecuar sus legislaciones locales para armonizarse con la Constitución Mexicana en cuanto al derecho a tener una alimentación sana y nutritiva.

Con esto, el Estado debería adoptar las medidas necesarias para mejorar los métodos de producción, conservación y distribución de alimentos mediante la plena utilización de los conocimientos técnicos y científicos, la divulgación de principios sobre nutrición y el perfeccionamiento o la reforma de los regímenes agrarios de modo que se logren la explotación y la utilización más eficaces de las riquezas naturales; y asegurar una distribución equitativa de los alimentos mundiales en relación con las necesidades, teniendo en cuenta los problemas que se plantean tanto a los países que importan productos alimenticios como a los que los exportan.

Uno de los factores más constantes y que perjudica de manera directa a la persona, agregó, es la desnutrición, que de manera significativa deteriora el estado físico y psicológico del individuo, acotando su desarrollo individual y colectivo dentro de la sociedad, y es que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) del 2018, el 22.6% de la población presentó inseguridad alimentaria moderada y severa, mientras que el 32.9% restante inseguridad leve; y más del 50% de los hogares en México padecen algún tipo de inseguridad alimentaria, todo esto, aseguró “por el efecto que ha causado la pandemia de COVID-19”, que no obstante, se presentó a partir de diciembre de 2019.


Hola, déjenos un comentario Blogger

[La noticia en video][slider1][recent][9]

[Nacional][combine][recent][5]

[Internacional][horizontal][recent][5]

 
Top