0

La gente comenzó a llegar desde hora temprana. En el Manuel Bernardo Aguirre le esperaba una playera, una pulsera y propaganda diversa, y en los costados del gimnasio dos espectaculares grandes de Ricardo Anaya, dos más de Rocío Reza y Gustavo Madero, candidatos al Senado. Los otros candidatos panistas y de Movimiento Ciudadano lucían su sonrisa en pendones más pequeños. No quedaba duda quiénes eran los “buenos” ahí.


No sólo paz y transporte de calidad, sino el “no castigar” a Chihuahua en el tema fiscal y económico, prometió el candidato presidencial, en un Manuel Bernardo Aguirre lleno de acarreados, que llegaron de tan cerca como la colonia Dale o de tan lejos como Carichi o Saucillo. 

Así lo dejaron claro los conductores del evento, trabajadores ambos de Gobierno del Estado, al reconocer de dónde provenían los asistentes, de zonas tan lejanas como Juárez o Nuevo Casas Grandes, Delicias o Saucillo, o cercanas como Delicias, Cuauhtémoc y Parral. Y si antes les pillaban en el acarreo ahora los camiones sólo entraron al lugar, por la avenida Universidad, para dejar a los militantes y al final “van a pasar aquí mismo por nosotros”, dijo una asistente de Saucillo, quien se mostraba una tanto preocupada porque no veía a la candidata del PAN a la Alcaldía de Saucillo Aidé López, quien fue además la encargada de organizar el viaje hasta la capital.

“Son cinco camiones, porque venimos de muchas otras localidades”, aseguró, mientras buscaba  con vehemencia al de los banderines, porque dijo que primero les dieron unos cuando salieron de Saucillo, pero luego se los quitaron una vez que entraron al gimnasio. Pero hasta las gradas de “galloppa” llegaban las camisetas, banderines y botellas de agua, además de algunos grupos de indígenas que,a  diferencia de otros, no tuvieron la "suerte" de ser sentados allá donde estaban dirigentes, candidatos y panistas "connotados".

Para las 17:05 horas, los conductores comenzaron a saludar a la gente, para luego anunciar que el candidato ya estaba en el lugar. Y en la pantalla apareció Anaya con Fernando Álvarez tomándose selfies y abrazando a las candidatas. A un lado apareció también el gobernador Javier Corral que sin el menor pudor levantó la mano del candidato como en señal de triunfo.

Poco más de 15 minutos duró el discurso del candidato, los primeros ocho sólo en agradecer y mencionar a cada uno de los candidatos que hoy buscan o la reelección o acceder a alguno de los puestos de elección popular. Anaya habló de todo y prometió de todo también. 

Más tarde, como a las 19:30 horas, decenas de camiones Chihuahuenses y de otras líneas, se vieron pasar por la Tecnológico y por el Canal rumbo a Cuauhtémoc, Parral, Delicias, Saucillo, y otros municipios, cuyo nombre iba rotulado en el parabrisas, para que los “invitados” identificaran los camiones que les llevarían de nuevo a sus pueblos y comunidades, ya cansados de tanto gritar y mover los banderines.

Hola, déjenos un comentario Blogger

[La noticia en video][slider1][recent][9]

[Nacional][combine][recent][5]

[Internacional][horizontal][recent][5]

 
Top