0

La noticia del día fue sin duda el paro de labores, cantado ya desde hace días, en el Colegio de Bachilleres, cuyo sindicato de plano no accedió a llegar a un acuerdo con Dirección General, y dejando en segundo plano lo que debería ser su preocupación principal, los alumnos, suspendió las clases en todos sus planteles.

Sin embargo, para los mismos maestros resulta obvio que el fondo de la suspensión de labores es otro, que nada tiene que ver con lo académico ni con lo administrativo, ya que reconocen que hay disposición de las autoridades para cubrir los pagos pendientes, sino con lo político.

Señalan que en otras administraciones, priistas, los empleados del Bachilleres han soportado que les impongan directores, que haya maestros fantasmas en nómina, que les otorguen plazas y horas por dedazo, y nunca el Sindicato hizo algo para defender a sus agremiados.

Y es hasta ahora, cuando la administración es panista, que el secretario general del sindicato el ingeniero José Acuña, cumplió con el amago del paro de labores, que por lo general siempre se anunciaba un viernes, para que todo el fin de semana pudiera resolverse, y normalizar todo para el lunes, pero ahora ni el inicio formal de clases, le hizo desistir.

Para muchos maestros queda claro que el líder sindical está utilizando a los empleados para desestabilizar al gobierno de Javier Corral, lo que quedó de manifiesto con la fallida reunión que sostuvo con la directora general Teresa Ortuño, de quien dijo pone en peligro a la institución, aunque nunca explicó por qué.

Los maestros reconocen que se les ha pagado conforme a lo que se les prometió, porque están conscientes de que si no hay dinero es por el robo y desfalco de la administración anterior, pero también de que lo más importante aquí es no dejar a los alumnos sin clases.

En tanto, ya el secretario de Educación Pablo Cuarón y la misma ex senadora dijeron que se ha conseguido un recurso importante para saldar las deudas pendientes.  Por lo pronto este martes sí habrá clases en los planteles, ya que de faltar dos días seguidos, los maestros y demás empleados podrían ser despedidos. 

A ver ahora qué pasa el miércoles, que fue la otra fecha convocada al paro, porque Ortuño prometió que a más tardar el jueves se pagarían los 27 millones de pesos faltantes que se debe a los agremiados, pero el obstinado líder sindical, quien ha sido denunciado por mantener una dictadura en el Sindicato y por gustar de practicar el nepotismo, ha dicho que no habrá clases hasta en tanto no se pague todo. Ya se verá.

Hola, déjenos un comentario Blogger

[La noticia en video][slider1][recent][9]

[Nacional][combine][recent][5]

[Internacional][horizontal][recent][5]

 
Top