0

Chihuahua.- En una actividad más política que literaria dentro de la Feria del libro de Chihuahua, este mediodía se presentó el programa “Cada siete”, con los periodistas Jesús Esquivel e Ignacio Rodríguez, quienes hablaron del caso de Genaro García Luna y el general Salvador Cienfuegos Zepeda, y cómo el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador debe replantear sus relaciones con el Ejército Mexicano y ha repetido esquemas de gobiernos anteriores. 

De entrada dijeron que el asunto de García Luna junto con la detención del general Cienfuegos Zepeda hace unos días, “ha concentrado una gran atención en diversos aspectos y nos muestran que la erosión de las estructuras del Estado Mexicano ha llegado al más alto nivel, y hasta dónde se convirtió en un estado de colaboración entre el crimen y el Estado mexicano”.

Jesús Esquivel dijo que hay una postura de hipocresía de Estados Unidos que “siempre dijo que no podía hacer nada porque era tal o cual secretario del Gobierno y para no entorpecer la relación con este, pero desde siempre el New York Times y Proceso sabíamos que se estaba llevando a cabo la operación Padrino, por ejemplo, y no podíamos  hacer nada. Y vemos cómo en el caso de Cienfuegos se entregó solito, llegó a Los Ángeles y ahí fue detenido, y cómo trastoca a una de las instituciones más intocables como siempre ha sido el Ejército en México”.

Por su parte, Rodríguez señaló que “el presidente Andrés Manuel López Obrador dice que no está enterado y para mí, eso es muy preocupante porque el Estado Mexicano cuenta con algunas agencias de inteligencia que le sirven para allegarse de esta y otra información sobre temas que comprometan la seguridad, y a poco ¿de verdad el actual secretario de Defensa no sabía nada? Si no sabía me parece mal, el Estado Mexicano no debe no tener la información de lo que está sucediendo, y los servicios de inteligencia militar y si sabían y no le habían comunicado al Presidente, es todavía más grave”.

Destacaron que con la detención de Cienfuegos “la Operación Padrino no está cerrada, ya tienen al primero, pero están revisando otros casos y esos se dan a conocer si es que hay juicio en Nueva York, porque no me digas que un general de su talla no conoce el accionar de los grupos del narcotráfico en toda la República, y si Cienfuegos colabora y da información y esa información no llega a México es grave, porque si en algo en lo que el gobierno actual se está apoyando es en el Ejército y me parece grave que se haga, sin saber qué tan infiltrado está por el narcotráfico”. 

Esquivel recordó además que una de las críticas de Amlo a las administraciones anteriores era sobre la militarización de las operaciones en contra del trasiego de drogas y “ahora lo está haciendo también, y se sabe que está pensando en colocar a otro militar en la Secretaría de Seguridad Pública en reemplazo de Alfonso Durazo, y no se puede avanzar sin saber hasta dónde llegan los tentáculos del crimen y eso es gravísimo para la imagen del Gobierno y para los mexicanos en general”.

Rodríguez aseguró que “Cienfuegos era parte integrante de un grupo dentro del Ejército que por una cuestión de formación no terminan tan pronto, es decir los militares tienen un carrera dentro del Ejército, y entonces ese grupo continúa adentro, yme parece que debe haber más generales en activo que deben estar nerviosos pensando en que el general puede aceptar un acuerdo. Entonces surge una oportunidad para revisar la relación casi total que tiene con las fuerzas armadas”.

Afirmaron que antes de López Obrador “era un gobierno que funcionaba con base en los acuerdos hechos con el crimen organizado, los fiscales recibían millones de dólares a cambio de entregar información sobre operaciones militares y no sabemos si gente como García Luna podía estar sirviendo a dos grupos, y es cuestión de seguir el hilito porque Estados Unidos exhibe todo, aun cuando al jurado solo le importa saber sobre lo que les toca a su país.

Sobre el caso del ex director general de Pemex Emilio Lozoya, dijeron que “lo que hemos visto es un pequeño gran montaje que empezó desde su detención en España, y aun cuando ya había mucha información sobre la transferencia de recursos, los sobornos, los ejecutivos de Odebrech, los datos de las cuentas y depósitos, que ya la Fiscalía podía haber utilizado para solicitar la extradición como lo hizo, pero no había necesidad de que hubiera un acuerdo si ya se tenía toda la información, Vimos entonces que no lo llevaron a la cárcel, no lo han tocado, y lo que hace es presentar una carta en la que menciona a más de 70 personas relacionadas, pero en realidad no ha aportado nada que respalde sus acusaciones. La Fiscalía ha hecho de gran comparsa y creo que habrá un gran acuerdo en el que no haya ni siquiera una acusación y sin que regrese nada de lo que obtuvo y eso será un balde agua sobre la promesa de Amlo de verdaderamente acabar con la impunidad”. 


Hola, déjenos un comentario Blogger

[La noticia en video][slider1][recent][9]

[Nacional][combine][recent][5]

[Internacional][horizontal][recent][5]

 
Top