0

Chihuahua, Chih.- “La vida cotidiana posterior a la pandemia será muy diferente a lo que estábamos  acostumbrados, dando mayor importancia a productos de primera necesidad, contacto personal con familia y amigos; ser más conscientes de nuestro bienestar físico y emocional”, opinó la doctora de la Facultad de Contaduría y Administración de la Universidad Autónoma de Chihuahua, Irma Leticia Chávez Márquez.

“Es innegable que se requiere de un consumo de productos considerados básicos en la vida diaria, pero se puede decir que, en mayor o menor medida, este consumo se ve acentuado por necesidades que en ocasiones se creen urgentes”, expresó.

Chávez Márquez precisó que en México, dentro de las principales variaciones en el consumo, derivado de la crisis sanitaria, de acuerdo con fuentes económicas como Oxford Economics, en el país se movieron hacia la comida procesada y la cerveza, a pesar de que los precios básicos al consumidor sufrieron un incremento de 0.40%, lo que llevó a una inflación subyacente de un 3.9 por ciento.

En el caso de Forbes, explicó, reporta que los principales cambios en formas de consumo, como producto de la emergencia fueron mayores hábitos digitales con un aumento del e-commerce en un 40 por ciento, mayor cercanía con las marcas que incrementó al 62% en el uso de chats y de un 259% en el e-mail.

Sobre el enfoque en el cuidado y desarrollo personal se estima el 67.50% de aumentó en la búsqueda de apoyo emocional, mientras que reportan fuertes lazos hacia lo local y un nuevo concepto de autoservicio don el 65% prefieren productos de origen nacional. 

La doctora en Administración dijo que como consecuencia de la presencia del Covid-19, se observa una tendencia con un consumidor cada vez más consciente de su gasto, tanto en México como a nivel global.

Los productos más consumidos son comida, productos de higiene personal y del hogar, contratación de aplicaciones de streaming (como Netflix y Amazon Prime Video), aplicaciones móviles y redes sociales; y al contrario productos que se han visto afectados por una disminución de la demanda son electrodomésticos, cosméticos, ropa, juguetes, licores y automóviles. 

En cuanto a la percepción del consumidor, dijo que es más exigente con la información proporcionada por los medios, tanto tradicionales como digitales, es decir, tiende a ser más selectivo en la información a la cual se accede, la cual a su vez se valora en mayor medida. 

Destacó que las marcas, hoy más que nunca deben entender que el consumidor se está replanteando el concepto de productos “de lujo” debido a la complicada situación económica, por lo que, lo que antes podría haberse considerado como una compra que genera "estatus", hoy en día se percibe como innecesaria. 

Además, insistió, la tendencia al consumo mediante el comercio electrónico, el uso de aplicaciones digitales para pagos y realización de trámites, compra de productos de higiene como el gel antibacterial y los desinfectantes, así como los productos naturales y vitaminas, continuarán en ascenso.

Hola, déjenos un comentario Blogger

[La noticia en video][slider1][recent][9]

[Nacional][combine][recent][5]

[Internacional][horizontal][recent][5]

 
Top