0

Chihuahua, Chih.- A fin de que las autoridades estatales y municipales implementen medidas contra la comida chatarra, el Congreso del Estado aprobó hoy reformar la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado, en lo relativo a la promoción de medidas preventivas que inhiban o disminuyan el consumo de alimentos o bebidas con bajo contenido nutricional y excesivo contenido graso, sal o azúcares, así como aditivos alimentarios.

Al presentar el dictamen, la presidenta de la Comisión de Juventud y Niñez diputada Marisela Terrazas, señaló que dentro de la reforma al artículo 56 de la citada Ley, en el capítulo dedicado al Derecho a la Protección de la Salud y a la Seguridad Social, se estableció que las autoridades estatales y municipales, en el ámbito de sus competencias, en relación con los derechos de niñas, niños y adolescentes, deberán coordinarse para combatir la desnutrición crónica y aguda, sobrepeso y obesidad, así como otros trastornos de conducta alimentaria.

Esto, mediante la promoción de una alimentación equilibrada,  el consumo de agua potable, así como implementar medidas preventivas que inhiban o disminuyan el consumo de alimentos o bebidas con bajo contenido nutricional y excesivo contenido graso, sal o azúcares, así como aditivos alimentarios; fomentar el ejercicio físico, e impulsar programas de prevención e información los temas en mención.

La legisladora recordó que el derecho a la alimentación se encuentra reconocido en el artículo 25 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, el cual señala que toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación y además se encuentra consagrado en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

Agregó que los centros educativos ya contemplan dentro de sus programas, la educación nutricional, sin embargo, esta acción resulta ser insuficiente para que se haga consciencia en el alumnado respecto a la buena nutrición; incluso es inoperante toda vez que, en los mismos centros educativos, la oferta de alimentos que proporcionan resulta ser en su mayoría, alimentos chatarra.

Según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2018 (ENSANUT), para el 2018 el 22.2% de la población de 0 a 4 años de edad, se identificó con riesgo de sobrepeso y obesidad, la población de 5 a 11 años de edad, con el 35.6%, y de los 12 a 19 años de edad con 38.4%., por ello se considera urgente y necesario el consumo de una alimentación balanceada para un crecimiento óptimo, continuó la Legisladora.

La Ley Estatal de Salud, en su artículo 187, indica que la prevención y el control del sobrepeso y obesidad se basa, entre otras acciones, en la promoción de medidas preventivas que inhiban o disminuyan en general el consumo de alimentos o bebidas con bajo contenido nutricional y excesivo contenido graso, sal o azúcares, así como aditivos alimentarios.

Por ello, “tenemos la certeza de que una mala alimentación durante los primeros años de vida puede generar un bajo desarrollo cognitivo, fallas en el crecimiento, problemas de ansiedad o un déficit de atención en las niñas, niños y adolescentes, por lo que es imperante legislar en aras de fomentar y atender una buena nutrición en este grupo poblacional”, finalizó.

Hola, déjenos un comentario Blogger

[La noticia en video][slider1][recent][9]

[Nacional][combine][recent][5]

[Internacional][horizontal][recent][5]

 
Top