0

Chihuahua.- Dieciséis personas fallecidas, 70 casos positivos de contagio así como 14 recuperados, son algunas de las cifras que se han registrado en Chihuahua, por la pandémica del Coronavirus COVID -19, pero hay otras víctimas de las que poco se habla: los afectados de manera económica.

Taxistas, empacadores, vendedores ambulantes, artistas y hasta reporteros han visto mermada su entrada habitual de recursos para subsistir, ante el paro de actividades no esenciales para vivir y para evitar posibles contagios.

Al detenerse sobre todo las actividades artísticas y culturales, artistas de Chihuahua se han visto obligados a detener sus actividades, y dado que regularmente las realizan con un contrato temporal, al entrar en cuarentena se han quedado sin fuente de ingresos.

A través de diversas publicaciones se ha sabido de varios negocios que o han despedido a sus empleados como Sirloin Stockade o Coppel, o les han dado “vacaciones” sin goce de sueldo como Starbucks, y otros se han visto en la necesidad de cambiar sus esquemas, ofreciendo en las redes sociales el servicio para llevar o recoger, aunque mucha gente desiste en comprar comida por el temor infundado de que pueden enfermarse.


Otros giros, como los meseros y mariachis, han solicitado apoyo al Gobierno para poder enfrentar la contingencia ante la cancelación de eventos, y por ende, de trabajo, por lo que incluso señalaron la necesidad de crear un banco de alimentos o alguna colecta de víveres. 

Quienes también se vieron afectados fueron los empacadores de algunos centros comerciales, la mayoría pertenecientes a la tercera edad, de los que muy pocos fueron enviados a casa con un pago simbólico y la promesa de seguir aportando a su economía, a través del llamado redondeo, como en Al Súper, aunque algunas cadenas, como Smart y Aurrera, solo los enviaron a casa dos semanas después de decretada la cuarentena.

En situación difícil también están los vendedores ambulantes y taxistas que al no circular gente en las calles, no tienen a quién prestar sus servicios ni ofrecer sus mercancías y ven comprometido el gasto diario, que deben llevar a su hogar para la subsistencia de su familia.

El gremio de reporteros de Chihuahua también se vio afectado, sobre todo quienes laboran como freelance y que trabajan por evento, por ejemplo, aquellos que se dedican a cubrir espectáculos y que también llevan de alguna manera las relaciones públicas de algún concierto o cualesquiera actividades artísticas. Organizaciones de periodistas en el estado hablan de al menos 20 reporteros en estado de vulnerabilidad ante la pandemia por el COVID-19. 

Seguramente otros sectores también se han visto afectados ante el cierre de negocios y actividades en Chihuahua, sobre todo aquellos que laboran bajo el esquema de outsourcing y quienes quedan fuera del amparo de la Ley del Trabajo, que de acuerdo con las autoridades federales impide despedir a trabajadores durante la actual situación.

Hola, déjenos un comentario Blogger

[La noticia en video][slider1][recent][9]

[Nacional][combine][recent][5]

[Internacional][horizontal][recent][5]

 
Top