0



La mejor forma de prevenir las enfermedades que aquejan a la sociedad actualmente no es con más infraestructura de salud, sino con un cambio cultural de los mexicanos, sostuvo el jefe del Servicio de Inmunología del Hospital Dr. José Eleuterio González de la Universidad Autónoma de Nuevo León, UANL, Mario César Salinas Carmona.

El especialista en Inmunología de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del Instituto Politécnico Nacional, disertó la conferencia “Desafíos para la Salud Pública de México en el Siglo XXI”, durante el Foro de Consulta para Construir el Marco de Desarrollo de la División de Estudios sobre Salud y Bienestar Humano.

Salinas Carmona indicó que algunos de los principales desafíos que tenemos en nuestro país, en materia de salud pública, es la prevención de los factores de riesgo, una mayor educación, campañas de vacunación y el diagnóstico precoz de la enfermedad.

La epidemiología ha migrado de una prevalencia de enfermedades infecciosas como causas de morbilidad y mortalidad en la primera mitad del Siglo XX, a enfermedades crónico degenerativas en el siglo XXI.

Entre ellas, se encuentran la obesidad, diabetes, hipertensión arterial, enfermedad cardiovascular y cerebral “ICTUS”, enfermedades reumatológicas y el cáncer.

Luego de explicar cada una de estos padecimientos que azotan a la población actualmente, el conferencista recordó que las metas de salud de la Organización Mundial de la Salud para el 2025 son disminuir los factores de riesgo de infarto agudo, el consumo de tabaco y alcohol en un 30%, la presencia de sedentarismo en un 10%, del consumo de sal en un 30% y 25% la prevalencia de hipertensión arterial.

Precisamente para alcanzar estos objetivos, la medicina en el futuro debe ser personalizada, tomando en cuenta la carga genética ya que las personas responden de manera diferente de tratamiento.

Además debe ser predictiva, es decir, anticipar la aparición de enfermedad o sus complicaciones según la carga genética. También debe ser preventiva, administrar tratamientos antes de que se manifieste la enfermedad y, finalmente, la medicina debe ser participativa, lo que significa que los pacientes y familiares deben involucrarse en el proceso de la enfermedad.

Salinas Carmona sostuvo que la automatización y la robotización han tenido como consecuencia una despersonalización de la medicina, “esto nos ha hecho mucho daño, no debemos olvidar que en el centro de nuestra profesión deben estar los seres humanos”.

Al finalizar la conferencia, el rector de la UACH, M.E. Luis Alberto Fierro Ramírez, entregó un reconocimiento al Dr. Mario César Salinas Carmona a la vez que resaltó el compromiso social tan importante que tiene la División de Estudios sobre Salud y Bienestar Humano con la población chihuahuense. 

Mario César Salinas Carmona es médico Cirujano y Partero por la UANL, completó sus estudios de postdoctorado en los Institutos de Salud de los Estados Unidos de Norteamérica.

Es integrante del Sistema Nacional de Investigadores desde 1984, nivel III, miembro titular de la Academia Nacional de Medicina de México desde 1988 y ha publicado más de 100 artículos científicos en revistas indexadas con arbitraje.

Hola, déjenos un comentario Blogger

[La noticia en video][slider1][recent][9]

[Nacional][combine][recent][5]

[Internacional][horizontal][recent][5]

 
Top