0

Chihuahua,. Desde el 2013 cuando la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Chihuahua, UACH, adoptó a un pequeño búho como mascota, el doctor en Periodismo Social por la Universidad de Sevilla Fidel González, se convirtió no solo en su cuidador sino prácticamente en un amigo también.

González imparte las materias de estadística, metodología de la investigación, mercadotecnia y otras que están relacionadas con las ciencias de la información en la facultad. Además, practica la Cetrería y es el encargado de los cuidados y entrenamientos de “Ozzy”, el búho virginiano que fue adoptado en 2013 por la facultad, como parte de la responsabilidad social universitaria y el medio ambiente. 

Fue en  2013 cuando la pequeña ave, entonces de unos cuatro meses, fue rescatada, tenía una perforación en una de sus alas, por lo que no podía volar y su comportamiento era de resentimiento hacia las personas, expuso Fidel González, quien recordó que en aquel entonces, el director de la Facultad, Luis Alberto Fierro Ramírez, hoy rector de la UACH, fue quien pugnó por atender al búho y posteriormente proponerlo como la mascota de la facultad, ante la imposibilidad de poder regresarlo a su hábitat natural, debido a que sus condiciones de salud no lo permitían.

Añadió que desde la llegada de “Ozzy” ha sido el encargado de su atención, debido a su conocimiento de las aves por medio de la “Cetrería”, a la que definió como el arte noble del entrenamiento de aves de presa para cazar: “Es difícil, porque ellos te tienen que considerar parte de su equipo de caza”. Explicó que se trata de un arte reconocida por la UNESCO como patrimonio cultural y material de la humanidad. 

El docente universitario detalló que la cetrería es como una esclavitud voluntaria “cuando te haces cetrero te conviertes esclavo de tu ave, no puedes darte muchas vacaciones, porque comen todos los días, es como si fuera un hijo más”. 

Indicó que en la cetrería, el ave puede estar libre en el campo o en cualquier otra zona pero que lo importante es que siempre regresará por el vínculo que se crea, y que esa situación sucedió con “Ozzy”, quien decidió quedarse en la facultad y lo reconoció a él como su pareja de caza. 

Según los cálculos de Fidel, “Ozzy” tiene poco más de seis años de vida y actualmente goza de buena salud, aunque no puede volar como un ave normal debido a las secuelas de la lesión que presentaba. 

“Algunas personas han cuestionado que no lo pongamos en libertad, pero eso sería igual que sacrificarlo, porque era muy pequeño cuando llegó y no aprendió a cazar, a defenderse de otros depredadores ni a resguardarse debidamente ante los efectos del clima, además de que él decidió seguir en la facultad, porque es constantemente sacado a los jardines exteriores y pudo haberse ido desde hace mucho tiempo”.

Fidel González manifestó que “Ozzy” es llevado a escuelas primarias y secundarias que lo solicitan, con la finalidad de compartir la enseñanza de los cuidados del ave, pero en general de las acciones para mejorar el medio ambiente. 

Finalmente, externó que la Cetrería es un arte usada en el control de plagas, principalmente en aeropuertos y naves industriales, aunque dejó claro que son pocas las personas que tienen las habilidades para lograr el vínculo con este tipo de animales.

Hola, déjenos un comentario Blogger

[La noticia en video][slider1][recent][9]

[Nacional][combine][recent][5]

[Internacional][horizontal][recent][5]

 
Top