0

Chihuahua.- Un grupo de usuarios de BBVA Bancomer se quejaron de que al solicitar una tarjeta, de las más básicas, los ejecutivos les solicitan el celular y lo manipulan a su antojo, a grado tal de borrar aplicaciones sin preguntar ni solicitar permiso a las personas.

Así ocurrió este jueves en la sucursal Fuentes Mares, a donde uno de los quejosos fue a tramitar una "Tarjeta nómina básica", por la que no se solicita monto por apertura ni cobra comisión alguna por manejo de cuenta.

"Además de esperar casi dos horas para ser atendido, por ese sistema tan raro que tienen de dar los turnos, cuando me atendió el ejecutivo me dijo que ese trámite se hacía en el celular, que de ahí bajaban la tarjeta", cuenta.

El sistema al que se refiere para dar los turnos es que no es una numeración seguida, normal, sino que al usar letras con números, en un mismo turno se juntan varias personas, y sin saberse que los ejecutivos puedan o no manipular el sistema, pueden pasar todas las personas que tengan turnos con la letra B, por ejemplo, y ninguno con el C, por lo que el tiempo de espera indicado en el mismo ticket, puede ser aún mucho más.

Al usuario le pidieron que se conectara al WiFi del banco, cuya clave fue introducida por el ejecutivo, que a partir de ese momento no regresará el aparato celular hasta concluido el trámite. Lo que nunca le dijeron es que entrarían a casi todo.

"Yo lo veía que le movía y le movía, y esperaba que en cualquier momento me dijera que no se podía hacer lo que quería, que ya después supe era bajar la aplicación de su banco. Al final, me pidieron la firma en la pantalla y metieron un código que llegó por mensaje escrito, o sea que hasta en los mensajes entraron, porque para entonces ya otra chica le estaba ayudando", prosigue.

El usuario dice que nunca supo que estaba haciendo con el celular, ya que "primero sí lo tenía en la mesa, pero luego lo levantó, sólo él veía lo que hacía", dice. Y para su sorpresa, al llegar a casa se dio cuenta de lo que realmente hizo.

"Con tal de poder instalar su aplicación, sin preguntarme siquiera si yo la quería, borraron otras aplicaciones, algunas que incluso son herramientas de trabajo. Hasta la aplicación de otro banco me borraron, y todo sin decirme nada. A lo mejor yo les hubiera dicho lo que sí podían borrar", finaliza.

Otros usuarios comentaron algo similar "el ejecutivo se quedó con mi celular un buen rato, haciendo algo, nunca supe qué, pero cuando lo vi levantarse con el aparato que porque iba a preguntarle algo a alguien, mejor le dije que ya no quería nada y me salí".

Hola, déjenos un comentario Blogger

[La noticia en video][slider1][recent][9]

[Nacional][combine][recent][5]

[Internacional][horizontal][recent][5]

 
Top