0

Un nuevo paro de labores se ha anunciado en el Colegio de Bachilleres, y ahora son los mismos maestros los que han hablado a esta Columna, para puntualizar algunas cuestiones con las que no están de acuerdo con el secretario general José Acuña Peralta, quien, aseguran, está actuando motivado por un tema meramente político; desde luego lo hacen de forma anónima para evitar represalias.

“De nueva cuenta, el secretario general del Sindicato de Colegio de Bachilleres José Acuña Peralta, anunció un paro para el día jueves 16 y viernes 17 de este mes; pero otra vez su paro laboral tiene tintes partidistas, de lo contrario, podría explicarnos:

“Por qué hasta ahora, el secretario convoca a paro a sus agremiados, si desde el 2013 los trabajadores necesitaban su apoyo para frenar la reforma laboral que ha dañado tanto la dignidad del maestro con sus estrategias de evaluación intimidatorias, así como su economía, al suspender estímulos económicos y supeditar la experiencia, la antigüedad y la formación académica, a un solo examen que no evalúa el desempeño en el aula.

“Por qué ignoró los paros laborales que se convocaron en diferentes estados de la república y a nivel nacional, en contra de la reforma educativa, dejando a los maestros del estado de Chihuahua a merced de una reforma laboral indigna.

“Algunos de los paros a nivel nacional a los que fue convocado Colegio de Bachilleres del Estado de Chihuahua y a los que no se unió el secretario Acuña Peralta fueron el del 3 de septiembre de 2013, el del 5 de septiembre de 2013, 9 de diciembre de 2014, 4 de agosto de 2015, y el más reciente, el del 22 de febrero de 2016.

“Fue hasta el 27 de abril de 2016 cuando hizo presencia y decidió romper las relaciones con la Dirección General del Colegio de Bachilleres y precisó que el motivo del rompimiento es que la Reforma Educativa contempla destruir a los sindicatos a través del retiro de las comisiones. Es decir, lo único que le importó de la reforma educativa es que no le quiten la comisión que recibe, además de su sueldo como maestro (función que no realiza desde hace varios años) y no el bienestar de sus agremiados y mucho menos lo que corresponde a los alumnos.

“Así, la razón por la que esta vez, 14 de marzo de 2017, convocó a paro es porque el aumento salarial del 3.07% aprobado para el ejercicio fiscal del año 2017 no se ha visto reflejado en el pago de los trabajadores del colegio. De este porcentaje, le corresponde a la federación otorgar un 3% y al Gobierno del Estado un 0.07%. Pero al no poder empatar ese recurso el Gobierno del estado, la federación no puede otorgarlo.

“Si bien, el aumento es un derecho de los trabajadores, nunca en otros años este aumento se ha pagado en tiempo y forma. Durante el sexenio anterior, el aumento salarial de febrero se pagaba después de nueve meses, hasta el mes de octubre y nunca hubo un reclamo de parte del secretario por este hecho; al contrario, se mantuvo al trabajador del colegio sin el aumento reflejado en su pago y aunque eran muchas las quejas por esta situación, jamás el sindicato tomó cartas en el asunto, como sí lo anuncia esta vez en que el Gobierno es panista, es decir, se trata de un acto de revanchismo político nada más”.

Hola, déjenos un comentario Blogger

[La noticia en video][slider1][recent][9]

[Nacional][combine][recent][5]

[Internacional][horizontal][recent][5]

 
Top