0

El cinco de junio al menos nueve mujeres buscarán una gubernatura, en cinco de las 12 entidades en contienda ya están registradas; más de 30 mil, buscarán un puesto de elección popular en ayuntamientos, cámaras de diputados.

Este año en México se realizan elecciones en 13 estados. En Baja California se elegirán ayuntamientos y diputaciones tanto de mayoría relativa como de representación proporcional. En Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala y Zacatecas, además se van a elegir al o la gobernadora. En Veracruz las elecciones serán para renovar el Congreso local y la gubernatura, en tanto que en Puebla sólo la gubernatura. Todo ello en el marco de la paridad.

Las aspirantes participan en un contexto complejo, con brotes de violencia política de género producto de las resistencias machistas, dentro y fuera de los partidos políticos. Una de ellas irá como independiente.

Hasta ahora, en 196 años, desde que se pidió el voto ciudadano para las mujeres en Zacatecas, y 62 de haber logrado el derecho a ser votadas, México sólo ha tenido siete gobernadoras, una en funciones en Sonora, cinco electas por el voto directo de la ciudadanía y dos de ellas en suplencia. Todo entre 1979 y 2015 cuando fueron electas la primera en Colima y la actual gobernadora de Sonora.

Las elecciones más reñidas de la contienda 2016 se vislumbran en Aguascalientes y Puebla, Lorena Martínez Rodríguez fue ratificada como candidata del PRI el 11 de marzo pasado para buscar la gubernatura en Aguascalientes. Respaldada por las mujeres de su partido se enfrenta a la disputa de una entidad de enorme potencia económica, donde el Partido Acción Nacional se apresta a ganar, con un hombre, claro.

Distinto parece el escenario en Puebla, donde Blanca Alcalá Ruiz está apuntalada por la Confederación de Trabajadores de México (CTM), antigua fuerza en esta entidad de viejo cuño obrero. Pero ha sido la primera hostigada por ser mujer. Le ayuda, según analistas, el desaseado gobierno de coalición encabezado por el panista Rafael Moreno Valle Rosas, donde la impunidad por el crecimiento de feminicidios contra mujeres tiene a la entidad en un vilo.

También en Puebla, habrá una candidata independiente, se trata de la ex panista Ana Teresa Aranda. Por el Partido de la Revolución Democrática fue registrada Roxana Luna Porquillo en la misma entidad. Sobre la candidata independiente que logró su pre-registro pesa hoy una denuncia por falsificación de firma, según información de la corresponsal Kara Castillo; en el caso de la candidata del PRD, las pugnas internas, ponen en riesgo sus aspiraciones y la candidata priista enfrenta acusaciones por supuesto financiamiento ilegal.

Los golpeteos y, aún antes del comienzo de campañas, están a la orden del día. En Hidalgo, por ejemplo, según el reporte de nuestra corresponsal Tania Meza, en esta misma edición, está el caso de Guillermina Melo Vargas quien buscaba la presidencia municipal de Atitalaquia y quien por amenazas del incendio de su casa, decidió retirarse.

También se apresuran las encuestas cuya tendencia, que todavía el fin de semana, hablan de dificultades para el PRI en Aguascalientes y Puebla, donde dos las mujeres que compiten por la gubernatura, una para un gobierno de un año 8 meses y otra en reñida competencia por el sexenio completo, podría suceder, dicen sus correligionarios, lo de Nuevo León en 2015, donde ganó un candidato independiente.

En estas dos entidades, dijo a SemMéxico en entrevista, la diputada Carolina Monroy, Secretaria general del tricolor, que las dos abanderadas de su partido podrían hacer la diferencia, pero que lo urgente es que ganen.

La diputada mexiquense aseguró que las candidatas del tricolor en Puebla y Aguascalientes van a requerir amplia solidaridad de las mujeres. Afirmó que ellas garantizan una forma distinta de gobernar y que en el PRI desde el año pasado se acordó que van a todas la contiendas en completa paridad, de ahí que mil 300 mujeres competirán en las gubernaturas, las diputaciones locales, los municipios, las sindicaturas y las regidurías.

aguascali

De las candidatas a los gobiernos de Aguascalientes y Puebla, apuntó que se trata de dos mujeres honorables y con una carrera política y profesional que las avala. Además, comprometidas con la política de género. En Puebla la demanda contra el feminicidio es central.

candi puebla

Este es un problema a resolver de la mayor trascendencia, reconoció, pero recordó que la responsabilidad no es sólo de los gobiernos. “Hoy nos enteramos que es el hogar el lugar más peligroso para una mujer”, de ahí la importancia de empujar políticas hacia el cambio cultural, la seguridad de que la igualdad sólo será posible si se hace conciencia. Derechos, dijo, también entrañan obligaciones.

Sin nombrar quién, Carolina Monroy afirmó que hay dirigentes o funcionariado que se resisten a la igualdad, a la no discriminación y a reconocer los derechos de las mujeres. En ello hay que insistir, afirmó.

Si los obstáculos no logran eliminar a las mujeres, en 2016 podrían llegar otras cinco gobernadoras, sería historia. Además de Aguascalientes y Puebla, en Tlaxcala, por los antecedentes partidarios podría ser elegida una de las tres contendientes. Adriana Dávila Fernández, Lorena Cuéllar Cisneros y Martha Palafox Gutiérrez, las tres fueron senadoras, y quienes las postulan son el PAN con Dávila Fernández; Cuéllar Cisneros por el PRD en coalición con el PT, partido que ya gobernó, y Palafox Gutiérrez por Morena. Las tres de origen priista y experimentadas políticas.

Mayores dificultades, según analistas, vivirán Leticia Herrera en Durango, postulada por el Partido Encuentro Social, luego de haber intentado su postulación por su partido de origen, el PRI; Alba Leonila Herrera, que como ciudadana fue registrada el 20 de marzo por el Partido del Trabajo (PT) en Veracruz.

Habría una décima candidata en Quintana Roo, con Gelmy Candelaria Villanueva Bojórquez, quien buscó la candidatura independiente, que no logró por no alcanzar las 33 mil firmas que requería para su postulación.

La Paridad, aprenderla

Para Carolina Monroy el tema de la paridad será llegar al ideal de compartir efectivamente en igualdad con los hombres por los espacios de poder. Lamentó los hechos de violencia en Hidalgo y lo sucedido con Alcalá Ruiz en Puebla, recientemente.

Dijo que las campañas teñidas de la participación femenina marcarán una nueva era de crear conciencia del valor de las mujeres, empeñadas, recalcó, en colaborar con el desarrollo del país, como ha sido demostrado.

Sobre los ataques a Alcalá Ruiz en Puebla, Silvia Tanús Osorio, Coordinadora del grupo legislativo del PRI, demandó a la alianza Sigamos Adelante frenar “la violencia política” emprendida en contra de la candidata priista al gobierno de Puebla.

En entrevista, lamentó que en este proceso de sucesión gubernamental los adversarios políticos del PRI hayan decidido atacar a la ex alcaldesa de la capital, a través de las redes sociales y el reparto de propaganda negativa por una cuestión de género.

Declaró que esta estrategia revela el “nerviosismo” de los otros candidatos y partidos políticos, por el buen posicionamiento que tiene Alcalá Ruiz entre los electores y las amplias posibilidades que tiene de ganar la elección el próximo 5 de junio.

“La violencia política hacia las mujeres se está dando y se está dando muy fuerte”, lamentó.

Monroy consideró que el protocolo para la erradicación de la violencia política tendrá que funcionar en toda la contienda.

En el mismo sentido y con objeto de promover y difundir lo que es el protocolo y lograr la erradicación de la violencia política contra las mujeres, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) iniciará una cruzada de información y formación para darlo a conocer.

Se hará en todo el país, pero principalmente en las entidades en contienda, informaron a SemMéxico las Secretarias de Derechos Humanos, Paloma Monserrat Castañón, y de Comunicación, Ana Montaño.

Paloma Castañón se refirió al Protocolo para Atender la Violencia Política Contra las Mujeres que presentó el Instituto Nacional Electoral (INE) y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), en el que define líneas básicas de acción para resguardar la integridad de las candidatas a cualquier cargo de elección popular y con ello prevenir la transgresión de sus derechos políticos.

Hasta ahora están por definirse en todos los partidos políticos las listas electorales de diversas candidaturas. Para la Constituyente en la ciudad de México, el pasado fin de semana se acordó una lista paritaria empezando por una mujer, la analista Katia D’Atigues, y en los puestos 3, 5, 7 y 9 están Marcela Lagarde, Yeltzin Mendoza, Ifigenia Martínez y Regina Tamés.
SEM México

Hola, déjenos un comentario Blogger

[La noticia en video][slider1][recent][9]

[Nacional][combine][recent][5]

[Internacional][horizontal][recent][5]

 
Top