0

Ciudad de México.- En el marco del Día Internacional de la Violencia contra la mujer y con un vasto programa que incluyó cortometrajes, exposición de carteles y charlas, tuvo lugar en la Casa Chihuahua CDMX, el conversatorio “Del caso Campo Algodonero a los 10 feminicidios al día en México. Una mirada desde Chihuahua, el Estado de México y Guerrero”, como parte de la primera Jornada Spotlight.

Ahí, representando a Chihuahua la activista Imelda Marrufo y la directora del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres Ruth Fierro, hablaron sobre lo ocurrido hace 18 años en Ciudad Juárez, donde se registró la desaparición y muerte de las jóvenes Claudia Ivette González, Esmeralda Herrera Monreal y Laura Berenice Ramos Monárrez cuyos cuerpos fueron hallados en un campo algodonero de Ciudad Juárez el 6 de noviembre de 2001.

Además de reconocer el trabajo de investigación y recopilación de datos de la Red Mesa de Mujeres, por el que “ahora sabemos que una agente de Ministerio Público llega a tener hasta tres mil carpetas de investigación, y celebramos entonces que tenemos ahora una Fiscalía Especializada en Atención a Mujeres Víctimas del Delito por Razones de Género”.

Sin embargo, las panelistas coincidieron en que un problema que alienta a la impunidad en casos de feminicidios es que “el presupuesto para las instituciones y organismos dedicados al tema, tiende a ser siempre de los más bajos, y un programa no podrá superarse si no se destina mayor presupuesto al tema porque no vamos a avanzar porque entonces los estándares de las sentencias serán letra muerta”.

Para Ruth Fierro el problema de los feminicidios se divide por décadas o por épocas, “tuvimos una primer década para visibilizar el problema, en una segunda época vimos muchísima creación de instituciones, leyes y estándares, pero las cifras siguen aumentando y en esta tercera etapa hay iniciativas como la alerta de género y Spotlight, y entonces el tema más importante es la prevención y ver sobre todo cómo estamos reproduciendo esas violencias machistas”.

También, para compartir la experiencia en el Estado de México y en Guerrero, participaron en el conversatorio la  activista y defensora de derechos humanos Irinea Buendía y la activista Erika Garrido, quienes compartieron la experiencia personal tras haber perdido a sus hijas por feminicidio y cómo esto las involucró en una lucha por los derechos humanos de las mujeres.

De acuerdo con la ONU, la Iniciativa Spotlight es una campaña conjunta de la Unión Europea y las Naciones Unidas orientada a eliminar todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas, cuyo nombre, que significa “foco” en inglés, recuerda que, a menudo, esta violencia tiene lugar en la oscuridad, se niega o se oculta, y que ahora pretende sacarse a la luz pública, convertirla en el centro de atención y tomar medidas para eliminarla. 

La campaña también pone de relieve la importancia de invertir de manera específica en las mujeres y las niñas, condición indispensable para alcanzar el desarrollo sostenible de acuerdo con la Agenda 2030; y se destinará una inversión inicial a nivel global de 500 millones de euros buscando erradicar el feminicidio en Argentina, El Salvador, Guatemala, Honduras y México.

 Antes, a manera de inauguración y en representación del Gobierno de Chihuahua en la Ciudad de México, la política y feminista Cecilia Soto dijo que actualmente solo en tres estados se encuentra en análisis la iniciativa Spotlight que “justo arroja luz sobre el asesinato de mujeres que todavía tiene muchos datos ocultos. Y en realidad no estamos todas, para Casa Chihuahua es un doloroso honor acoger esta iniciativa porque se cumplen diez años del caso de Campo Algodonero que expresa el problema tan grave que tenemos de feminicidios en México”.

Relató que “el 4 de noviembre se descubren los cadáveres de mujeres en el campo, luego se descubren cinco más por lo menos con agresión sexual, mutilación, han sido sujetos a ritos satánicos y sus corazones han sido partidos. En 2002 las madres presentan el caso ante la CIDH, que en 2007 y en 2009 sentencia al Estado Mexicano, que se defiende para que más nombres no sean agregados, en 2011 se inaugura el monumento que recuerda a estas mujeres, se hacen una serie de investigaciones, y se hace una reparación del daño económico, en 2019 se detiene a tres ex funcionarios de Chihuahua que no siguieron los protocolos, pero aun no se cumple otra parte de la sentencia que es el tipificar el feminicidio”.

Agregó que la Organización de Naciones Unidas dijo que hoy hay 9 feminicidios por día y “en 2007 se aprobó la Ley de una vida libre de violencia, en 2012 se reforma el artículo 325 del Código Penal que establece la figura del feminicidio y en 2015 se obliga a todas las instancias a investigar todos los asesinatos de mujeres como feminicidios”.

¿Qué es lo que hace falta pensar en términos de las vidas que no están pidiendo realizar su proyecto de vida”, cuestionó, y puso como respuesta a iniciativas como la que hoy se realizó, que “es es un ejercicio para todas y queremos que cada vez seamos más, sobre todo que los hombres se vuelvan parte de la conversación para ver cómo podemos de manera colectiva detener esto”.

Además, como parte del programa y en alianza con El Día Después y Spotlight Latinoamérica, se proyectaron algunos videos, el documental "Nosotras" de Natalia Beristain, la proyección de un fragmento de "Soles negros y se inauguró la exposición "No estamos todas".

Más tarde, tuvo lugar el conversatorio “Millennials y centennials contra la violencia hacia las mujeres. Acciones desde el arte y el diseño; el periodismo; el activismo social y periférico, y las masculinidades positivas”, en el que participaron Feminasty, Estefanía Camacho, ChidasMX, RedeFem, Colectiva Mujeres de la Periferia para la Periferia y ONU Mujeres México.

Hola, déjenos un comentario Blogger

[La noticia en video][slider1][recent][9]

[Nacional][combine][recent][5]

[Internacional][horizontal][recent][5]

 
Top