0

Ciudad de México.- Tras la captura de el exgobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington, en Florencia, Italia, es preciso recordar varios personajes los cuales han sido vinculados a este caso en el que se entreteje el uso del poder otorgado por puestos estatales al servicio de grupos criminales.

En agosto de 2012,  la Procuraduría General de la República en conjunto con la agencia Antinarcóticos de los Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) dio a conocer que había concluido una investigación en contra del ex gobernador priísta de Tamaulipas en la cual habían usado cercanos a Yarrington como informantes, tras la cual se iniciaron nuevas indagatorias en contra de 31 personas más.

Los papeles estadounidenses y mexicanos sostienen que Yárrington y varios de sus colaboradores más cercanos, incluidos su predecesor Manuel Cavazos Lerma, su sucesor Eugenio Hernández y uno de sus hombres de mayor confianza y aspirante en 2016 a gobernar el estado, Baltazar Hinojosa Ochoa, mantienen tal cercanía con el narcotráfico que se confunden en un mismo grupo de poder.

Estos son los nombres de las personas señaladas de acuerdo con dichos documentos:

Mario Solezzi García. Como candidato a la alcaldía de Matamoros recibió 500 mil dólares que entregó el Pollo en octubre de 1998 a Jesús Vega Sánchez. A cambio, permite que el Cártel del Golfo designe a los jefes de la Policía Municipal; un grupo de Los Zetas se convierte en su guardia personal. Otro aspecto de relevancia es que deja en la Presidencia Municipal a Baltazar Hinojosa. Egidio Torre Cantú, gobernador de 2011 a 2016, lo designa como jefe de la Oficina Fiscal del Estado.

Baltazar Hinojosa Ochoa. Ex candidato a la gubernatura de Tamaulipas por el PRI en 2016. Según la averiguación previa de la PGR, el alcalde de Matamoros entre 2005 y 2007 recibía dinero del Cártel del Golfo a cambio de ceder a la organización criminal los nombramientos en la Policía Municipal de esa frontera.

Juan José Muñiz Salinas, el Bimbo. Como agente de la Policía Ministerial, sirve de enlace entre políticos y narcotraficantes. Negocia apoyos económicos a campañas electorales, incluida la de Tomás Yárrington, a cambio de que el Cártel del Golfo designe comandantes policiacos. Es detenido el 17 de abril de 2008 cuando se desempeña como jefe de la Policía de Reynosa.

José Manuel Suárez López. Alcalde de Nuevo Laredo entre 2002 y 2004. Recibe 500 000 dólares del Pollo, según dicho de éste en calidad de testigo protegido, a cambio de entregar la seguridad pública de la ciudad al Cártel del Golfo.

Serapio Cantú Barragán. Presidente Municipal de Reynosa entre 2002 y 2004. Cede al grupo delictivo la jefatura policiaca.

Alfredo Sandoval Musi. Subsecretario de Egresos de Yárrington, a quien administra algunas de sus propiedades obtenidas ilícitamente. Toma decisiones sobre el uso de recursos obtenidos ilegalmente

Ricardo Gamundi Rosas. Operador político de Eugenio Hernández y dirigente estatal del PRI durante su gubernatura. En 2004, participa en reuniones a las que acuden Hernández Flores; Egidio Torre Cantú, Gobernador de 2010 a 2016; y varios zetas, entre ellos su líder Heriberto Lazcano Lazcano. La PGR lo investiga por lavado de dinero y vínculos con el narcotráfico.

Jesús Vega Sánchez. Operador político de Yárrington y enlace con Juan José Muñiz Salinas.

Óscar Almaraz Smer. Secretario de Finanzas de Eugenio Hernández Flores, Gobernador de 2005 a 2010. Acude a reuniones con el Cártel del Golfo en representación del Gobierno estatal para tratar asuntos relacionados con préstamos y apoyos económicos que la delincuencia organizada da a funcionarios del estado.

Humberto Valdez Richaud. Presidente municipal interino de Reynosa entre 1999 y 2001. En ese municipio, una calle lleva su nombre. Recibe dinero del narco a cambio de entregar la jefatura policiaca. En 2014 es nombrado secretario general del Movimiento Territorial del PRI en Tamaulipas.

Manuel Montiel Govea. Jefe de prensa de Yárrington quien sirve como su prestanombres en la adquisición de periódicos y estaciones de radio.

Francisco Tomás Cayuela Villarreal. Procurador de Justicia con Yárrington Ruvalcaba. Un ex policía declara sobre él: «Recoge un millón de dólares por semana de las comandancias de la Policía Ministerial […]. Cayuela Villarreal me informó que el dinero provenía de las cuotas que se cobran a los narcos para que puedan trabajar en Tamaulipas. Esa cantidad de dinero supuestamente va a ser utilizada por el Gobernador Tomás Yárrington Ruvalcaba en su campaña política para la Presidencia de la República». Rubén Hernández muere un año después, en agosto de 2005, liquidado en el interior del Penal de Reynosa con una pistola calibre.38.

Alfonso Salazar Arzola. Secretario de Turismo de Yárrington. Es mencionado como su prestanombres.
Con información de Excelsior, LaTarde.com, El Informador y Proceso

Hola, déjenos un comentario Blogger

[La noticia en video][slider1][recent][9]

[Nacional][combine][recent][5]

[Internacional][horizontal][recent][5]

 
Top