Ciudad de México.- El posicionamiento de Enrique Peña Nieto ante su intento de frenar la violencia en México, pero sobre todo las ineficientes investigaciones de los 43 normalistas de Ayotzinapa provocaron que el diario estadunidense The New York Times lo colocara como un “fracaso” en su mandato.

En un editorial difundido en su edición de este miércoles con el título Law and Orden in Mexico (Ley y Orden en México) sostiene que “los mexicanos están comprensiblemente indignados con un gobierno que ha fracasado en dar seguridad, respetar el estado de derecho, lograr que los criminales respondan por sus actos y garantizar que haya justicia para las víctimas y sus familias”.

El periódico señaló las protestas suscitadas en la Ciudad de México, después de que el viernes pasado el procurador Jesús Murillo Karam infomara que “hay indicios” de que los jóvenes fueron asesinados y luego incinerados. Surgido esto, mencionó que las protestas se intensificaron también en Guerrero donde normalistas y familiares de los desaparecidos tomaron el 10 de noviembre las instalaciones del Aeropuerto Internacional de Acapulco.

Sin embargo, no es el único caso que toma en cuenta, también resalta la tragedia suscitada en el municipio de Tlatlaya, estado de México donde una patrulla militar mató a 22 civiles y posteriormente fiscales estatales detuvieron a dos de los tres testigos a los que “golpearon y amenazaron” para que dijeran que los militares no fueron responsables de la matanza.

“Se trata de dos de las mayores atrocidades que se han cometido en México en los últimos años”, indica el editorial citando al director para las Américas de la organización Human Rights Watch (HRW), el chileno José Miguel Vivanco.

Ambos casos, subraya el diario, forman parte de un mismo “patrón” de violencia en México, donde unas 22 mil personas han desaparecido desde la ola de violencia del narcotráfico desatada en 2006, mientras que otras 100 mil han muerto desde 2007 víctimas de violencia relacionada con el crimen organizado.

No obstante, el NYT cuestionó el mensaje de Murillo Karam en cuanto a los avances de la investigación en donde las preguntas aún quedan sin responderse, una de ellas es si “¿Siguen con vida algunos de los estudiantes desaparecidos?“, y en este sentido también criticó la reacción tardía de las autoridades para investigar la desaparición de los normalistas.

Luego de hacer referencia a que en su discurso de toma de posesión Peña Nieto se comprometió a revisar el Código Penal, a prestar más atención a las víctimas y a centrarse en el crecimiento económico del país para intentar reducir la violencia del narcotráfico.

“Los progresos limitados que se han hecho hasta ahora no han permitido reparar un sistema criminal de justicia que se muestra incapaz de investigar los crímenes como es debido, de frenar la corrupción y poner fin a los asesinatos”, puntualizó.

EE.UU. pide calma en México 

México se convierte cada vez más en el centro de atención de todo el mundo, esta vez Estados Unidos urgió hoy a mantener la calma ante las “crecientes tensiones” por la desaparición de 43 estudiantes el 26 de septiembre pasado, e insistió en que los responsables de ese crimen “atroz y bárbaro” deben ser llevados ante la justicia y sancionados “sin retrasos”.

“Urgimos a todas las partes a mantener la calma durante el proceso. Ha habido informes de crecientes tensiones sobre el terreno”, señaló la portavoz del Departamento de Estado de EU, Jen Psaki la cual a la vez indicó que la mayoría de las manifestaciones de las últimas semanas han sido pacíficas, aunque se han registrado brotes violentos contra entidades oficiales en Guerrero y Ciudad de México.

“Este crimen atroz y bárbaro debe ser investigado de forma completa y transparente y los responsables deben ser llevados ante la justicia sin retrasos y castigados de forma consistente con el debido proceso y el Estado de derecho”, añadió Psaki.

La portavoz no aclaró si Estados Unidos respalda una posible asistencia de la ONU para esclarecer el caso de las desapariciones, y se limitó a indicar que “esa es una conversación que debe producirse entre México y Naciones Unidas”.

Por otro lado, el papa Francisco expresó, nuevamente, su dolor por “el asesinato” de los 43 normalistas de Ayotzinapa, hecho que ha provocado conmoción mundial. El pontífice manifestó a los mexicanos su dolor por “lo que legalmente es una desaparición pero saben que es el asesinato de los estudiantes”.

Esas muertes atroces “hacen visible la realidad criminal que existe detrás del tráfico y comercio de las drogas”, manifestó en la audiencia pública de los miércoles en el Vaticano, en su saludo a los peregrinos de lengua española.
Agencias

[La noticia en video][slider1][recent][9]

[Nacional][combine][recent][5]

[Internacional][horizontal][recent][5]

 
Top