Chihuahua.- El párroco de la Comunidad de Creel en Urique, Chihuahua, Javier Ávila, quien además preside la Comisión de la Solidaridad y Defensa de los Derechos Humanos expresó que sÍ ha habido hechos delictivos repuntando en comunidades de la Sierra Tarahumara.

Con esto, el conocido activista por los derechos humanos desmintió la versión oficial de que personas de la sociedad civil no resultaron afectadas en los sucesos criminales, como lo dijo la misma Fiscalía General del Estado a través de su vocero Arturo Sandoval, quien dijo enfático "en estos hechos ningún inocente resultó afectado".

Ávila aseguró que fueron cerca de seis inocentes los que resultaron victimados, así mismo comentó que no se trata de que sea época de cosecha de enervantes pues todos los años se realiza esta acción y no siempre hay eventos criminales de este tipo.

No obstante, el activista, comprometido desde los sucesos trágicos ocurridos en Creel el 16 de agosto de 2008, cuando fallecieron 14 personas en un ataque durante una fiesta, apuntó que la situación está actualmente más relajada.

[La noticia en video][slider1][recent][9]

[Nacional][combine][recent][5]

[Internacional][horizontal][recent][5]

 
Top