0

Chihuahua.- El senador Omar Fayad se dijo de acuerdo con la propuesta que impulsó esta mañana desde Chihuahua el gobernador del estado César Duarte, de promover los penales como centros de castigo antes de reinserción social, ya que dijo están primero los derechos humanos de las víctimas que de los criminales, que muchas veces lejos están de rehabilitarse.

Explicó que “las normas mínimas de la reinserción se quedaron en muy mínimas y hoy tenemos que darles un giro, porque lo que hemos visto en estos años es que se ha vuelto como inalcanzable la reinserción social y como molesto para los ciudadanos la exigencia hipergarantista los derechos humanos de los delincuentes cuando lo primero que debe importar son los derechos humanos de las víctimas”.

En este debate entre los derechos humanos de unos y otros “yo creo que no deben ser iguales, hoy debemos tener una mayor preocupación por el respeto irrestricto por los derechos humanos de las víctimas por encima de los de los delincuentes, finalmente los delincuentes son delincuentes”, afirmó.

Por ello se dijo de acuerdo con “el llamado que hace César Duarte” de instaurar la prisión no como una reinserción social sino como un castigo “hay que atenderlo, analizar el pasar de un sistema hiper garantista de los derechos humanos y la convicción de la reinserción social  a un sistema de castigo, hay que mandar ese mensaje a la sociedad y a la delincuencia, que vamos a luchar contra la impunidad y que ese encierro es un castigo, y ya en el encierro se verá lo de la reinserción y el respeto a sus derechos humanos, pero que de entrada sepan que la intención de los gobiernos es castigar esas conductas desviadas de la ley”.

Al cuestionársele si no es un retroceso sobre todo cuando muchas personas están presas siendo inocentes, dijo que “tenemos que lograr que esté en la cárcel quien deba estar en la cárcel, y que no sea un motivo de marginación, de pobreza, o una condición de grupo vulnerable, sino que esté ahí quien tenga que estarlo, los secuestradores, los homicidas”.

Consideró que “el tema ya debe estar en la mesa porque los garantistas lo primero que van a decir es que sí es un retroceso, pero hoy las cárceles son universidades del crimen, y yo porque creo que por ejemplo, un hombre que mutila a una niña y le arranca los brazos, las orejas, lo que sea, no podrá nunca lograr una reinserción social”.

Hola, déjenos un comentario Blogger

[La noticia en video][slider1][recent][9]

[Nacional][combine][recent][5]

[Internacional][horizontal][recent][5]

 
Top