0

La tarde de este viernes se dio a conocer la muerte de Fernando Luján, quien recientemente había sufrido algunos problemas de salud y se recuperaba de una crisis respiratoria, según información de Milenio. El actor de 79 años murió en su casa en Puerto Escondido, Oaxaca.


Fernando Ciangherotti Díaz, nació el 23 de agosto de 1938, rodeado de un ambiente de oropel y escenarios teatrales. Sus padres, el actor argentino Alejandro Ciangherotti y la actriz Mercedes Soler (la única mujer proveniente de la dinastía de los hermanos Soler), lo mantuvieron en contacto con el oficio de actor desde su nacimiento, ocurrido durante una gira teatral que ambos intérpretes realizaban por Bogotá, Colombia.

Producto de ese acercamiento surgió un interés por parte del pequeño Fernando, quien comenzó a colaborar en teatro desde los siete años. Un día, el reconocido director Julio Bracho lo vio durante una zarzuela y lo invitó a trabajar en uno de sus proyectos: La cobarde (1947), protagonizada por Irasema Dillán y Ernesto Alonso. Antes de cumplir la mayoría de edad, Luján participó en cuatro proyectos más: Las infieles (1953), de Alejandro Galindo; La segunda mujer (1953), donde compartió créditos con Antonio Aguilar y Rosa Carmina; Los que no deben nacer (1953) y El mil amores (1954), al lado de Pedro Infante, Rosita Quintana y Joaquín Pardavé.


Considerado como una de las piezas juveniles clave del cine de oro nacional, el actor se instaló de lleno en la producción de películas durante los años sesenta, participando en más de 30 producciones durante esa década, la mayoría de ellas dentro de la comedia mexicana, incluyendo El gángster (1965), la primera participación en el género de Luis Alcoriza (quien después se consagraría con Mecánica nacional); ¿Qué haremos con papá? (1965), por la que recibió una Diosa de Plata a la Mejor Coactuación Masculina; Un novio para dos hermanas (1966) y El falso heredero (1966), protagonizada por el cantante infantil Joselito y la abuelita de México, Sara García.

Sin embargo, ningún título sería tan importante para él como lo fue Báñame mi amor (1968), comedia dirigida por Emilio Gómez Muriel en la que, además de figurar en el elenco, Luján participó en la creación del guion, escrito a cuatro manos con el escritor Alfredo Ruanova. Luján no repetiría esa experiencia hasta la década de los noventa, cuando colaboró, junto a figuras como José Joaquín Blanco y Jaime Avilés, en la escritura del argumento de Dollar Mambo (1993), de Paul Leduc.


Durante la década de los setenta, cuando la producción cinematográfica en México comenzó a decaer paulatinamente, Luján migró a uno de los espacios donde viviría sus mejores años: la televisión. Entre sus primeros créditos de la época, donde mezclaría su trabajo en películas como El patrullero 777 (1978) y Estas ruinas que ves (1979) con sus apariciones en la pantalla chica, destacarían las telenovelas Los que ayudan a Dios, María José y Los ricos también lloran.

Durante los últimos años de la década de los noventa y principios del nuevo siglo, el actor participó en novelas que marcarían un hito en la televisión mexicana: Mirada de mujer, Todo por amor y Mirada de mujer: El regreso, producciones de la casa productora Argos emitidas por TV Azteca que se destacarían por sus historias alejadas del típico melodrama que se había producido en nuestro país.

Luján también se integraría a las nuevas plataformas de entretenimiento en los últimos años, participando en las series Dios Inc., de HBO Latinoamérica e Ingobernable, la segunda producción original de Netflix realizada en el país.


Los últimos veinte años también fueron una de las mejores etapas de la carrera de Luján, participando en El coronel no tiene quien le escriba (1999), adaptación de la novela homónima escrita por Gabriel García Márquez a cargo de Arturo Ripstein; El tigre de Santa Julia (2002), de Alejandro Gamboa; el remake de Hasta el viento tiene miedo (2007); Cosas insignificantes (2008) y la estupenda Cinco días sin Nora (2008), ópera prima de la directora Mariana Chenillo (también responsable de Paraíso) por la que el actor recibió el Ariel a Mejor Actuación Masculina.

Recientemente Luján participó en las comedias Tercera llamada (2013), del también director teatral Francisco Franco; Cásese quien pueda (2014); ¡Hombre al agua! (Overboard, 2018), protagonizada por Eugenio Derbez y Anna Farris y El club de los insomnes (2018). Además, protagonizó la exitosa Cuando los hijos regresan (2017); al lado de Carmen Maura, Cecilia Suárez, Irene Azuela, Francisco de la Reguera y Erick Elias.


El legado Ciangherotti

Es de recalcar el increíble linaje cinematográfico del que Fernando Luján fue parte, teniendo entre sus antepasados a Andrés, Fernando, Julián y Domingo Soler, además de sus padres y su hermano, el también actor Alejandro Ciangherotti.

Afortunadamente esta dinastía no termina con Fernando, pues de sus diez hijos, cinco están dedicados a las artes: Fernando Canek, actor y director responsable del próximo montaje teatral de Dogville en México; Fernando Ciangherotti, actor cuyos créditos en cine incluyen El último evangelio (2008) y Sin ella (2010); Vanessa Ciangherotti, a quien pudimos ver en la versión cinematográfica de Crónica de un desayuno (2000) y recientemente en la comedia Más sabe el diablo por viejo (2018); Paolo, el hijo más pequeño del actor que decidió debutar en la televisión a los nueve años y especialmente Cassandra Ciangherotti, una de las actrices contemporáneas más importantes de su generación que puede enlistar en su currículum cintas como Paradas continuas (2007), Viaje redondo (2009), Tiempos felices (2014), Las horas contigo (2015), Los parecidos (2015), Tiempo compartido (2018), filme de Sebastián Hofmann reconocido en el pasado Festival de Cine de Sundance y Las niñas bien, adaptación del famoso libro de relatos homónimo escrito por Guadalupe Loaeza que vio sus primeras exhibiciones durante el Festival de Cine de Toronto de 2018.


A lo largo de su trayectoria artística, Luján participó en telenovelas, obras de teatro y películas. Entre sus últimos proyectos se encuentra la cinta Hombre al agua y El Refugio de los Insomnes. En televisión participó en producciones como La hija pródiga, Montecristo, Las Juanas, Mirada de Mujer y Cadenas de Amargura, solo por mencionar algunas. También participó en la serie Ingobernable. Actores, amigos y admiradores de Luján aprovecharon redes sociales para despedirse del actor y mandar sus condolencias.
Agencias

Hola, déjenos un comentario Blogger

[La noticia en video][slider1][recent][9]

[Nacional][combine][recent][5]

[Internacional][horizontal][recent][5]

 
Top