0

Asia Argento, actriz y directora italiana fue una voz clave en la denuncia pública contra el comportamiento del productor Harvey Weinstein; con ello se convirtió también en un elemento importante en el inicio del movimiento #MeToo que hizo visible el enorme problema del acoso sexual a nivel global.

Ahora The New York Times asegura tener documentos que prueban que la actriz pagó un acuerdo para frenar acusaciones de que abusó sexualmente de un menor. Al ser identificada como feminista e iniciadora del movimiento #MeToo, su incongruencia ha puesto en peligro la credibilidad del movimiento frente a algunos medios de comunicación; aunque: ¿es responsable descalificar un importante movimiento global, a causa del comportamiento incongruente de uno de sus miembros?

‘The New York Times’ asegura tener documentos que prueban que la actriz pagó 380.000 dólares el pasado abril para frenar un aviso de demanda contra ella de un actor.

Argento, cuya denuncia pública de los abusos sexuales del productor Harvey Weinstein ayudó a poner en marcha el movimiento Me Too y el cambio de cultura sobre el machismo, llegó supuestamente a un acuerdo judicial para callar la amenaza de denuncia contra ella de un hombre que asegura que lo acosó siendo menor de edad. La información es de The New York Times, que asegura tener en su poder documentos que prueban tanto el encuentro sexual como el acuerdo.

La supuesta víctima es Jimmy Bennett, de 22 años, actor infantil con el que Argento trabajó en la película El corazón es mentiroso en 2004. Bennett asegura que Argento le acosó sexualmente años después, en 2013, en una habitación de hotel en Marina del Rey, California. Ella tenía 37 años y el acababa de cumplir 17. En California, la edad legal para el consentimiento sexual es 18 años.

El diario asegura tener pruebas documentales de la historia que le han llegado a través de un servidor seguro de forma anónima. Entre los documentos hay una fotografía de ambos en la cama fechada el 9 de mayo de 2013. Otro es una carta de la abogada de Argento, Carrie Goldberg, que el pasado abril le daba detalles de cómo se iba a hacer el pago a Bennett. La abogada lo llama “ayuda”.

Ni Bennett, ni Argento, ni Goldberg, han accedido a hablar con el Times, que asegura que la información ha sido corroborada por tres personas conocedoras del caso.

El diario cita una notificación que el abogado de Bennett envió el pasado noviembre a Richard Hofstetter, entonces abogado tanto de Argento como de su compañero sentimental, el chef Anthony Bourdain. En la carta, cuya definición legal es notificación de la intención de demandar, el abogado expone que su cliente vivió una “agresión sexual” que acabó afectando a su carrera y amenazaba su salud mental. En aquella notificación, el abogado de Bennett pedía 3,5 millones de dólares. Los ingresos de Bennett habían caído enormemente en los últimos años y lo atribuía a las consecuencias de aquel encuentro, según la carta.

Esto fue en noviembre, un mes después de que Asia Argento prestó su testimonio para un reportaje en The New Yorker en el que una docena de mujeres denunciaban el comportamiento de depredador sexual del poderosos productor Harvey Weinstein. La voz de Argento con nombres y apellidos fue importante para la credibilidad de la historia y le ha sido ampliamente reconocida su contribución a poner en marcha el movimiento Me Too, que ha supuesto un cambio radical en la cultura del silencio en torno al machismo en Hollywood y se ha extendido a otras industrias.

El día de los hechos, según el relato de ese documento citado por el Times, Argento fue a verle a una habitación del hotel Ritz-Carlton en Marina del Rey, en la costa de Los Ángeles. Allí le dio de beber y le enseñó unas notas que le había escrito en papel del hotel. Entonces le besó, le empujó sobre la cama, le bajó los pantalones y le realizó sexo oral. Después se puso encima de él y tuvieron sexo.

En la carta en la que expone su agravio, el abogado de Bennett explica que la presencia de Argento en los medios como víctima de acoso sexual ha vuelto a hacer presente aquel episodio para el actor. En la exposición, asegura que Bennett siempre vio su relación con Argento, a la que conoció en aquella película cuando tenía ocho años, como una relación madre-hijo.
Fuente: El País

Hola, déjenos un comentario Blogger

[La noticia en video][slider1][recent][9]

[Nacional][combine][recent][5]

[Internacional][horizontal][recent][5]

 
Top