0

El arzobispo de la Arquidiócesis de Chihuahua Monseñor Constancio Miranda Weckman, anunció el nuevo proyecto de la Pastoral de Movilidad Humana en materia de atención a migrantes, el cual concentrará sus acciones en una Casa de Migrantes

La apertura de la Casa de Migrantes de la Arquidiócesis de Chihuahua se contempla para este año y se ubicará en la colonia 2 de Octubre, a menos de 600 metros de donde los migrantes se suben y se bajan del tren que los dirige hacia distintas fronteras y regiones de trabajo agrícola.

El anuncio lo realizó durante la celebración de una misa en la Catedral de Chihuahua, este miércoles a las 19:00 horas en presencia de migrantes de diversas nacionalidades, autoridades de la Conferencia del Episcopado Mexicano, autoridades eclesiásticas locales, miembros del patronato de la obra, de la comunidad católica en general y un coro de niñas rarámuri, símbolo de la migración interna que existe en el estado.

En la catedral lucieron las banderas de Honduras, Venezuela, El Salvador, Nicaragua, Guatemala, y desde luego la de México tomando en cuenta que dicho proyecto contempla también atención a los migrantes mexicanos repatriados y a los itinerantes jornaleros e indígenas que migran desde estados del centro y sur del país en búsqueda de oportunidades de supervivencia en la región, como es el caso de Mazahuas y Otomíes.

En México existen alrededor de 60 albergues católicos para migrantes y en el estado sólo existe una casa de migrantes perteneciente a la Iglesia Católica, la cual se ubica en Ciudad Juárez bajo la coordinación del padre Javier Calvillo.

Las casas de migrantes católicas tienen como objetivo proporcionar al migrante un lugar donde pueda descansar, recuperar energía, asearse y atenderse de enfermedades o heridas que pueda padecer durante su viaje, fortalecer a los hermanos a continuar su viaje para que alcancen su destino y sueños.

Hasta el momento, la Pastoral de Movilidad Humana apoya a los migrantes con ayuda humanitaria a pie de vía mediante la distribución de kits con alimentos, artículos de higiene personal, vestido y calzado, entre otras necesidades; también realiza gestión de atención médica, asesoría jurídica tanto a viajeros como familiares, asistencia espiritual con misas en los principales puntos urbanos de reunión y la operación de comedores comunitarios donde se brinda comida caliente a los peregrinos.

Miranda Weckman destacó el trabajo de la antropóloga Linda Flores y de los sacerdotes Marco Estrada y Luis Duarte, quienes desde hace años, junto con brigadas de voluntarios de diferentes pastorales eclesiásticas y personas de la sociedad civil, emprendieron el trabajo de asistencia a migrantes que llegan a la ciudad de Chihuahua. 

El patronato de la casa de migrantes lo encabeza la señora Rocío de las Casas, y la acompañarán en diferentes funciones Norma Angélica Lara Elías, Arminé Baeza Fares, Cristina Aguilar Caballero, Adriana Valles Oliveira, Susana de las Casas González, Jorge Baeza Fares, Óscar Corral Pérez, Jorge Sepúlveda Pérez y Luis Felipe Medina. 

La primeras acciones a emprender, comentó personal de la Pastoral, será capacitar al personal y voluntarios operativos en materia de política migratoria y defensa de los derechos humanos.

Hola, déjenos un comentario Blogger

[La noticia en video][slider1][recent][9]

[Nacional][combine][recent][5]

[Internacional][horizontal][recent][5]

 
Top