El acarreo masivo de personas organizado por el gobierno de Chihuahua no impidió que cientos de ciudadanos abuchearan al gobernador César Duarte Jáquez durante la ceremonia del Grito de Independencia.

Autoridades estatales y municipales de Chihuahua movilizaron a cientos de personas, principalmente burócratas y sindicalizados, que acudieron con playera blanca y gorra roja a ovacionar a Duarte.

De última hora, las autoridades facilitaron transporte gratuito para que los acarreados asistieran al acto público.

Durante la tarde y hasta que concluyó el Grito de Independencia, empleados y funcionarios del ayuntamiento de Chihuahua y de la dirección de Atención a Grupos Vulnerables del gobierno estatal cercaron el área cercana al templete para evitar la rechifla contra el mandatario.

No obstante, miles de chihuahuenses que se dieron cita frente al balcón de palacio de Gobierno abuchearon al gobernador.

Le gritaron: “Ratero”, “ya vete”, “viva el Vivebús (sistema de transporte que, por mala planeación, ha perjudicado a los usuarios)”.

Video Player
El balcón del Palacio de Gobierno fue remodelado al iniciar la actual administración para dar cabida al gabinete estatal y sus invitados especiales.

Este año, Duarte estuvo acompañado de su esposa, Bertha Gómez Fong, y alrededor de ocho personas más. Adentro se dieron cita cientos de invitados especiales.

Afuera, en la plaza pública, los organizadores desde la mañana cerraron aproximadamente siete cuadras a la redonda del palacio de Gobierno. Fue instalado un templete especial con rampa para personas con discapacidad, justo abajo del balcón; al lado, fueron colocadas cientos de sillas que posteriormente ocuparon empleados de los gobiernos estatal y municipal.

El acto estuvo resguardado por militares, agentes estatales y municipales. Todos los asistentes tenían que pasar por arcos detectores de metales para ingresar.

Duarte salió a las 23:00 horas. Se encaminó hacia el balcón con dificultad, debido a que el pasado tres de septiembre fue operado de una lesión en la columna derivada de un accidente aéreo.

Previo a su salida, los organizadores lanzaron una decena de pelotas gigantes con el logotipo del gobierno de Duarte, “Chihuahua Vive”.

Los balones blancos volaban de un lado a otro, hasta que los asistentes los reventaron; agentes policiacos intentaron impedir que fueran dañados, pero ya estaban en el piso totalmente arruinados.

Mientras Duarte gritaba, decenas de asistentes comenzaron a abuchear al mandatario. Al concluir el espectáculo de fuegos pirotécnicos, salió el cantante Juan Gabriel para amenizar el acto.

No obstante, el abucheo regresó cuando el cantante deseó públicamente que mejorara la salud del gobernador César Duarte.
El Grito de Independencia y los desfiles son los únicos actos masivos a los que ha asistido Duarte los últimos años, desde que en el Grito de Independencia de 2013 comenzó a ser abucheado.

Los chihuahuenses también han abucheado al mandatario en otros actos públicos, entre ellos el Festival Internacional Chihuahua y la Feria de Santa Rita.
Proceso

[La noticia en video][slider1][recent][9]

[Nacional][combine][recent][5]

[Internacional][horizontal][recent][5]

 
Top