Chihuahua.- Un grupo armado ejecutó a cinco hombres, entre ellos tres menores de edad, en el municipio de Guadalupe y Calvo.

Los hechos ocurrieron ayer en la cuesta de Coloradas de los Chávez, cuando las cinco personas que viajaban en una camioneta pick-up Chevrolet azul fueron emboscadas por un comando que les disparó en repetidas ocasiones. El chofer perdió el control de la unidad, que cayó a un barranco de 50 metros. Los cinco pasajeros perdieron la vida en el lugar del ataque.

Se trata de los hermanos Clemente y Gonzalo Loera Chávez, de 37 y 31 años, así como tres adolescentes de 15 años: Elías L.M, Óscar L.M. y Pedro H.A.

Todas las víctimas residían en Coloradas de los Chávez, poblado en el que también habitan integrantes y líderes del grupo delictivo Los Chávez, ligado al Cártel de Sinaloa, según pobladores de esa región.

En el lugar de los hechos se localizaron y embalaron casquillos percutidos calibres 7.62×39 y .223.

De acuerdo con la versión de vecinos de comunidades cercanas, los dos hombres mayores eran hijos de Gonzalo Loera y los menores sus sobrinos.

Un hermano de Gonzalo y Clemente, Jorge Ezequiel Loera Chaparro, está demandado por el homicidio del líder indígena Socorro Ayala Ramos, de la comunidad de Choreachi o Pino Gordo, ocurrido en septiembre de 2013

En ese mismo poblado, el grupo criminal Los Chávez asesinó en ese mismo mes y año a Jaime Zubías Cevallos, otro líder indígena. En este caso los comuneros han señalado a José Manuel Ayala como responsable.

A raíz de esos homicidios y el permanente hostigamiento a la comunidad de Choreachi, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ordenó medidas cautelares, y aunque los presuntos asesinos ya han sido ubicados, las autoridades no los han detenido.

“La gente de Barbechitos –del mismo municipio de Guadalupe y Calvo– está enemistada con Los Chávez porque es una banda rival de los Loera Chávez a partir de la muerte de El Chapito Emiliano, que era el encargado de surtir las armas a ese grupo criminal. Lo mataron en la lucha por el control de Barbechitos, pero específicamente Los Chávez son agresores de la comunidad de Choreachi”, destacó un vecino que pidió el anonimato.

También acusó que en diciembre pasado la familia Loera Chávez asesinó a otro señor de apellido Ayala –a quien le quitaron sus tierras para sembrar enervantes– y a un joven llamado Jorge.

Un mes antes, dijo, mataron a otro líder de la comunidad de Guasachique o Correcoyote de nombre Irineo, quien había sido amenazado porque defendía a su gente del despojo de sus tierras.

A pesar de las amenazas, apuntó, Irineo siguió trabajando a favor de la comunidad indígena, hasta que lo asesinaron en la comunidad de Coloradas de los Chávez.
Proceso

[La noticia en video][slider1][recent][9]

[Nacional][combine][recent][5]

[Internacional][horizontal][recent][5]

 
Top