0

Chihuahua.- Hace cinco años en Chihuahua aún no se tipificaba el feminicidio, a pesar de que constantemente ocurrían casos de mujeres desaparecidas y asesinadas sin mayor razón. Hace cinco años una de estas mujeres fue Esperanza Chaparro Sáenz, quien salió un día de trabajar en el Centro Histórico y desapareció. Hoy su familia y amistades quiere rendirle un homenaje colocando una cruz con su nombre en Sierra de Nombre de Dios, donde fueron encontrados sus restos días después de su desaparición.

Hoy, como hace cinco años, la familia será acompañada por integrantes de la organización Justicia para Nuestras Hijas, en  compañía del personal de la Fiscalía general del Estado, cuyo titular de ese entonces, Jorge González Nicolás, enturbió la investigación al dar a entender que, derivado de una carta que se encontró con su cadáver, Esperanza se había suicidado, a pesar de que la joven fue encontrada con señas de violencia.

Es la madre de Esperanza, María Trinidad Sáenz, quien recuerda que este sábado "cumple mi hija cinco años de su feminicidio, y este domingo iremos la familia y algunas personas, a poner una cruz como conmemoración en el lugar donde fue encontrada, si dios quiere".

Y lo que no se ha podido aún, a cinco años de lo sucedido, es que Esperanza y su familia tengan justicia "mi hija era una joven con sueños, anhelos, con virtudes y defectos pero hace cinco años, personas que caminan entre nosotros, llenas de odio y resentimiento la apartaron de nosotros, cortando su camino porque manos asesinas se unen para dañar a nuestra sociedad. Hoy sólo me queda recordarles a las jóvenes que abran sus sentidos y que desconfíen a su alrededor, hace cinco años fue Esperanza, hoy en día ¿quién será?" cuestionó.

Hola, déjenos un comentario Blogger

[La noticia en video][slider1][recent][9]

[Nacional][combine][recent][5]

[Internacional][horizontal][recent][5]

 
Top