Chihuahua, Chih.- Cuatro mujeres trans que se dedican al trabajo sexual en el centro de la ciudad denunciaron ser víctimas de maltrato, intento de extorsión y acoso por parte de agentes de la Policía Estatal, informó Mireya Rodríguez, directora general de Unión y Fuerza de Mujeres Trans Chihuahuenses.

Los hechos ocurrieron la madrugada de este viernes 17 de abril aproximadamente a las 2:30 de la mañana y los oficiales involucrados tripulaban las unidades 008 y 775 de la corporación estatal, revela la directora de la asociación civil que defiende los derechos de las mujeres transgénero y transexual de la entidad. 

Rodríguez relató que las unidades mencionadas llegaron a la calle 12 y Libertad de la Zona Centro donde cuatro mujeres trans que ejercen el trabajo sexual se encontraban con un cliente, a quien los uniformados de inmediato procedieron a someterlo a una revisión.

La activista reveló que las víctimas expresaron que el oficial que conducía la unidad 775 se dirigía de forma grotesca y con palabras altisonantes a los clientes. 

“¿Qué hacen con los pinches jotos?”, fue una de las preguntas que les hicieron, segó declaraciones de las afectadas.

Fue cuando la propia Mireya intervino y le hizo mención al oficial que cuidara sus palabras, pero lejos de hacerlo le dijo “¿qué traes pinche joto?”

“Fue entonces que nos amedrentaron y nos dijeron que nos fuéramos del cruce o nos iba a detener, no habiendo delito o falta para proceder a alguna detención. entonces se le cuestiono sobre el motivo, pero hizo caso omiso y en ese mismo momento llego otra chica trans para solicitar apoyo ya que le habían golpeado y gaseado, pero el oficial hizo caso omiso”, relató.

“Continuaron amedrentando con detenernos y solicitaron los papeles de regulación sanitaria para lo cual se mostraron y dicho oficial menciona acóplense y los dejamos trabajar, dirigiéndose a nosotras como hombres y a lo entendido pues les solicitamos que pararan de detener a los clientes sin motivo alguno”, expresó.

Ante estos hechos, las mujeres trans realizaron una llamada al 060, destacó.

Rodríguez informó que las agresiones verbales prosiguieron, sin embargo no lograron detenerlas, ya que se les hizo ver los derechos que ellas tienen, por lo que solicitaron a los clientes se fueran del lugar y les advirtieron que no los querían volver a ver por ahí.

Minutos más tarde volvieron con las chicas trans y les dijeron que no las querían volver a ver en ese lugar.

Fue entonces que se acercó a unidad 806, la cual atendió la denuncia que se había realizado al servicio 060 y un supervisor de la policía estatal a bordo de esta unidad, dialogó con las presentes.

Mireya Rodríguez dijo que este tipo de hechos ocurren cada noche, ya que los oficiales buscan que las mujeres trans les paguen una cantidad para no ser molestadas y que las dejen trabajar libremente.

Ante ello, dijo, buscará una reunión con los mandos policíacos para que tomen cartas en el asunto y no ocurran estos atropellos de los que dicen son víctimas.
Rolando Nájera

[La noticia en video][slider1][recent][9]

[Nacional][combine][recent][5]

[Internacional][horizontal][recent][5]

 
Top