Según datos del Instituto Nacional de las Mujeres, el 20% de los nacimientos en nuestro país son de madres de 8 a 19 años. Las niñas que han sido madres entre 8 y 15 años, han tenido una pareja de la misma edad sólo en el 20% de los casos, mientras que en el 80% restante, han tenido parejas 10 hasta 50 años más grandes.

“Los datos sugieren que algunos embarazos en la adolescencia denotan estar vinculados con la coerción, engaño o abuso. El registro de nacimientos de la Secretaría de Salud muestra que en 60% de los registros de madres adolescentes, el padre es un hombre de 20 o más años, lo cual cuestionará si las relaciones que llevaron al embarazo fueron consentidas o no” señala al respecto la Presidencia de la República.

En el documento de la Estrategia Nacional de Prevención de Embarazo Adolescente presentado por el gobierno federal, se explica que entre menor es la edad de la adolescente que es madre, existen más probabilidades de que la pareja sea mayor y que haya más desigualdad de poder entre ellos lo que genera que la niña sea víctima de violencia sexual.

La realidad

El embarazo en adolescentes es un problema que ha aumentado en nuestro país y por eso la urgencia de contar con una Estrategia Nacional para combatirlo.

Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), entre sus estados miembros, México ocupa el primer lugar en el número de embarazos de niñas de 12 a 19 años.

La Estrategia Nacional documenta que de 2003 a 2012 hubo 5.76 millones de nacimientos de madres que tenían menos de 19 años de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI).

El INEGI también indica que en el año 2012 se registraron diez mil 924 nacimientos de madres entre 10 y 14 años de edad.

Esto significa, 30 embarazos al día, de los cuales, 18 están vinculados con la violencia sexual, el engaño y/o el abuso.

El gobierno federal señala en el documento que Durango es el estado que cuenta con la tasa más alta de fecundidad en adolescentes de los 15 a los 19 años con 79.56% y la tasa de incidencia más baja la tiene el Distrito Federal con 36.39%.

Las consecuencias

Los índices de mortalidad materna son más elevados en mujeres adolescentes. La Estrategia presenta datos del INEGI que indican que la razón de mortalidad materna promedio registrada entre los años 2006 y 2012 para el grupo de niñas de 10 a 14 años, es de 58.9 defunciones por cada 100 mil nacidos vivos.

El riesgo de muerte para madres de 15 años o más jóvenes es 60% mayor que el de madres de 20 años.

En cuanto al aborto, la tasa anual de hospitalizaciones en adolescentes de 15 a 19 años se ha incrementado de 6.1 por cada mil en el año 2000 a 9.5 en el 2010, señala la Estrategia Nacional.

Respecto a la educación, indica el documento, en 2010, 30.7% de las niñas menores de 15 años que se embarazaron, dejaron de ir a la escuela después del embarazo y refiere que más del 90% de las mujeres de 12 a 19 años de edad que han tenido un hijo o hija, no asisten a la escuela.

Sin embargo las consecuencias no sólo las viven las madres adolescentes, sino los niños y niñas que nacen ya que tienen mayor probabilidad de ser prematuros y con bajo peso. Estos efectos son mayores en el caso de las madres entre los 10 y 14 años.

Las causas de este fenómeno son multifactoriales. “Sólo una de cada siete de las adolescentes de 10 a 14 años que tuvo un parto, residía en un municipio con muy baja marginación, lo que muestra que este fenómeno no está condicionado únicamente por factores de pobreza, sino que influyen otros como el contexto cultural, económico y social como son la violencia familiar, sexual y de género”, explica la Presidencia de la República.

Políticas públicas

En el año 2013 en la LXII Legislatura de la Cámara de Diputados, la Dirección General de Servicios de Documentación, Información y Análisis a través de la investigadora parlamentaria Claudia Gamboa Montejan, realizó un diagnóstico en el que señalan que la falta de apoyo, información y orientación en materia de salud reproductiva, y educación sexual para niñas y adolescentes, ha ocasionado que el índice de embarazos aumente.

En el diagnóstico se analiza la legislación vigente para embarazos adolescentes en las 32 entidades y en la mayoría de los casos se establecen disposiciones acerca de la educación sexual y el derecho a la salud.

“Sólo Baja California no cuenta con disposiciones en materia de embarazo en niñas y adolescentes”, señala.

En ningún Estado se vincula la violencia sexual al embarazo en menores de 15 años, a pesar de que en el 60 por ciento de los casos, el padre es un adulto mayor de 20 años, tal como lo refiere el documento de la Estrategia Nacional.

Tras el diagnóstico, en 2014 la presidenta de la Comisión de Derechos de la Niñez, Verónica Juárez, diputada del PRD presentó una iniciativa de ley para aumentar a 18 años la edad mínima para contraer matrimonio en México; la cual está pendiente en comisiones.

De acuerdo con los considerandos de la iniciativa, la edad para contraer matrimonio es de 14 años para las mujeres y de 16 para los hombres en Baja California, Campeche, Chihuahua, Durango, Estado de México, Michoacán, Nuevo León, Nayarit, Oaxaca, Sinaloa, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Yucatán.

Un año después, el pasado 16 de abril, la Cámara de Senadores aprobó una modificación propuesta por la Senadora Cristina Díaz del PRI para modificar la Ley General de Salud, para que los servicios de planificación familiar contemplen la prescripción del método anticonceptivo adecuado y con base en el historial clínico de las personas con la finalidad de reducir, a la brevedad el incremento de los embarazos entre adolescentes.

Por su parte, el Gobierno federal se comprometió al dar a conocer la Estrategia Nacional a lograr que en el 2030 se reduzca a la mitad la actual tasa de fecundidad entre las adolescentes mexicanas de 15 a 19 años de edad, y erradicar el embarazo en niñas menores de 15 años.

Para ello ha desarrollado la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes que presentó Patricia Chemor, directora del Consejo Nacional de Población, en el 48 periodo de sesiones de la Comisión de Población y Desarrollo (CPD) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en Nueva York.
SeMéxico

[La noticia en video][slider1][recent][9]

[Nacional][combine][recent][5]

[Internacional][horizontal][recent][5]

 
Top