Ciudad de México.- Con pancartas, veladoras, mantas y un número clavado como un sino que les perseguirá por siempre, miles de personas se reunieron esta noche en una mega marcha que llenó el Zócalo de la Ciudad de México y sus alrededores, para exigir justicia para los 43 estudiantes de Ayotzinapa, que hasta esta noche continúan desaparecidos.



Ni la versión de la Procuraduría General de la República, cuyo titular, Jesús Murillo Karam, continúa aún encabezando las "preferencias" en la red social Twitter gracias a su desafortunado #Yamecansé, ni los lamentos del presidente Enrique Peña Nieto sobre que "alguien quiere desestabilizar su gobierno", han servido para calmar los encendidos ánimos de quienes de manera pacífica se han solidarizado con las 43 familias de los jóvenes normalistas de Ayotzinapa.


Fue este jueves el día de la #AcciónGlobalporAyotzinapa al que no pocas personas se unieron en todo el mundo, mientras en México el escenario ideal fue el desfile deportivo que en conmemoración del 104 aniversario del inicio de la Revolución Mexicana, se realizó en la mayoría de los estados, recibiendo también la manifestación contra la falta de respuestas coherentes sobre el tema.


A un mismo grito y ante la imposibilidad de hacerlo por su nombre, los 43 estudiantes desaparecidos hasta ahora, fueron nombrados con números, desde el 1 hasta el 43 para romper entonces en un grito pidiendo justicia.


Un enfrentamiento con la policía también se dio cuando algunos de los manifestantes fueron prácticamente sometidos por integrantes de las fuerzas especiales, mientras que otros tuvieron tiempo de quemar un muñeco con la figura de Peña Nieto.




               


                 


                     


    

[La noticia en video][slider1][recent][9]

[Nacional][combine][recent][5]

[Internacional][horizontal][recent][5]

 
Top